Los Mejores Videos

Videos de actualidad

you are here
Noticias Series de Tv

Un Punto Azul Pálido, el único hogar que TODOS tenemos.

Comparte

Hace unos días, este  pasado miercoles 22 de abril, fue el #DiaDeLaTierra. Debido al acelere del home-office no me pude detener a hacer una reflexión sobre la importancia de este fecha.

Un par de cosas: soy acapulqueño y admirador de Carl Sagan desde que estaba en 4o de primaria. ¿A qué viene esto a cuento? Fue en esa época, un sábado cualquiera, que estábamos haciendo el super, que mi amada Tía Paz me vio embobado hojeando COSMOS, la Magnum Opus de este famoso astrónomo y divulgador científico, y tuve la buena fortuna que me lo regalara.

De ahí ya no pare, aunque estaba muy chico para esas lecturas, empece a buscar todo lo que había publicado Carl Sagan hasta el momento. Fui descubriendo sus libros anteriores, como El Cerebro de Broca, su famosa novela de ciencia ficción Contacto y hasta sus últimos libros como El Mundo y sus Demonios y Un Punto Azul Pálido donde pasa de la ciencia a una filosofía humanista que pone en perspectiva una gran variedad de temas.

Es precisamente en ese libro, “A Pale Blue Dot”, que Sagan hace una profunda reflexión sobre la humanidad y nuestro paso sobre la Tierra, les cuento la anécdota…un 14 de febrero de 1990, la sonda espacial Voyager 1 tomó una fotografía de nuestro planeta a una distancia de 6,000 millones de kilómetros, poco antes de salir de nuestro Sistema Solar; una hazaña de la ingeniería posible gracias a precisos cálculos que permitieron tomarla en el momento preciso en que es iluminada por el sol.

A partir de esta fotografía Sagan hace una profunda reflexión de nuestra supuesta y aparente importancia desde una perspectiva cósmica. Nos desnuda en nuestras pequeñeces y gran potencialidad; como seres humanos que tenemos la posibilidad de superarnos más allá de nuestras pequeñeces y torpe ignorancia.

No me considero ateo, simplemente agnóstico, procuro ser prudente con aseveraciones y verdades absolutas que descalifican unos contra otros.

Creo que somos hijos de nuestra época y limitaciones. Hace algunos milenios adorábamos al cielo, la tierra y el mar, y luego pasamos a diversas religiones que en principio sirvieron para cohesionar a los primeros pueblos pero creo que ahora, muchas veces, han causado mucho daño por el fanatismo que pueden engendrar y los graves defectos de sus dirigentes y sacerdotes.

QUIZÁ TE INTERESE  Spike Lee estrena poderoso cortometraje en medio de las protestas contra lo sucedido con George Floyd

Tal vez ahora solo cambiamos de Dioses de madera y piedra por otros igualmente cotidianos como la moda, la tecnología  o el Star System banal de deportistas, actores e “influencers” del momento… Ojalá que la humanidad madure rápido y bien, aunque sea  a costa de golpes y porrazos como esta cuarentena que nos impone el coronavirus, donde la Tierra  está sanando a si misma de los humanos; la aparente plaga que ha roto el equilibrio de nuestro frágil ecosistema.

Tal vez en algunos siglos habrá nuevos Dioses, o descubriremos una manera diferente de pensar, que no dependa de la fe, la ciencia, u otras personas igualmente defectuosas como nosotros.Mientras tanto, todos estamos, como dice Sagan, en este minúsculo Punto Azul Pálido, el único hogar que tenemos por el momento. Mas nos vale cuidarlo a todos, independientemente de nuestras creencias, necesidades o costumbres. Disfruten el video (anden, suelten el celular unos minutos).

Un pálido punto azul…

En el #DiaDeLaTierra recodemos, junto con Carl Sagan, que este "pálido punto azul" es nuestro único hogar en todo el universo conocido, razón de más para cuidarlo tanto como sea posible.––🎥 – 'Cosmos: A Spacetime Odyssey' (2014)

Posted by Pijama Surf on Wednesday, April 22, 2020

TEXTO A PALE BLUE DOT- CARL SAGAN

“Mira ese punto. Eso es aquí. Eso es nuestro hogar. Eso somos nosotros. En él, todos los que amas, todos los que conoces, todos de los que alguna vez escuchaste, cada ser humano que ha existido, vivió su vida. La suma de todas nuestras alegrías y sufrimientos, miles de religiones seguras de sí mismas, ideologías y doctrinas económicas, cada cazador y recolector, cada héroe y cobarde, cada creador y destructor de civilizaciones, cada rey y campesino, cada joven pareja enamorada, cada madre y padre, niño esperanzado, inventor y explorador, cada maestro de la moral, cada político corrupto, cada “superestrella”, cada “líder supremo”, cada santo y pecador en la historia de nuestra especie, vivió ahí – en una mota de polvo suspendida en un rayo de sol.

La Tierra es un escenario muy pequeño en la vasta arena cósmica. Piensa en los ríos de sangre vertida por todos esos generales y emperadores, para que en su gloria y triunfo, pudieran convertirse en amos momentáneos de una fracción de un punto. Piensa en las interminables crueldades cometidas por los habitantes de una esquina del punto sobre los apenas distinguibles habitantes de alguna otra esquina. Cuán frecuentes sus malentendidos, cuán ávidos están de matarse los unos a los otros, cómo de fervientes son sus odios. Nuestras posturas, nuestra importancia imaginaria, la ilusión de que ocupamos una posición privilegiada en el Universo… es desafiada por este punto de luz pálida.

Nuestro planeta es una solitaria mancha en la gran y envolvente penumbra cósmica. En nuestra oscuridad —en toda esta vastedad—, no hay ni un indicio de que vaya a llegar ayuda desde algún otro lugar para salvarnos de nosotros mismos. La Tierra es el único mundo conocido hasta ahora que alberga vida. No hay ningún otro lugar, al menos en el futuro próximo, al cual nuestra especie pudiera migrar. Visitar, sí. Asentarnos, aún no. Nos guste o no, por el momento la Tierra es donde tenemos que quedarnos. Se ha dicho que la astronomía es una formadora de humildad y carácter. Tal vez no hay mejor demostración de la locura de los conceptos humanos que esta distante imagen de nuestro minúsculo mundo. Para mí, subraya nuestra responsabilidad de tratarnos mejor los unos a los otros, y de preservar y querer ese punto azul pálido, el único hogar que siempre hemos conocido”

 

QUIZÁ TE INTERESE  La Casa de Papel temporada 4 - Tráiler oficial

Comparte
Avatar
Súper héroe encubierto bajo de la barba. Amante de la buena lectura y música. Publicista de profesión y amante del café y mezcal. "Escribir es una necesidad; hacerlo en silencio, un tesoro".